Estrategia de Contenidos: qué, por qué, para qué y cómo

Una Estrategia de Contenidos es una guía para diseñar y producir contenidos útiles y funcionales, que respondan a objetivos específicos.

La anterior es una definición práctica que podemos profundizar bastante más, pero es básicamente eso: una disciplina, un proceso metodológico que sirve para diseñar contenidos de calidad, que alcancen objetivos de negocio, y al mismo tiempo cumplan con las necesidades del usuario o cliente.

Otra gran responsabilidad de la Estrategia de Contenidos, es la de diseñar y dirigir contenidos para las diversas áreas de una empresa. Marketing necesita de contenidos, Diseño UX necesita de contenidos, Venta y Soporte necesitan contenidos. Recursos Humanos, TI, Operaciones, todos necesitan contenidos. La Estrategia de Contenidos es la que se encarga de diseñar y dirigir los contenidos para todas ellas.

Está bastante clara la inmensa importancia del contenido, ¿no?

Si tenemos buenos contenidos, podremos destacar, ser encontrados con facilidad, ser atractivos para nuestro público, incentivar las ventas, ofrecer una buena experiencia de uso, fidelizar clientes. El mal contenido produce un efecto totalmente inverso y afecta negativamente a nuestro producto, a nuestro cliente y, finalmente, a nuestro negocio. En conclusión:

El contenido es un factor que puede hacer que un negocio funcione, o no.

Felizmente, la Estrategia de Contenidos es un proceso que podemos aplicar para crear contenidos de calidad, que sean rentables para nuestro negocio, y útiles para nuestro público.

Listo, ¿ya estás con ganas de probar los grandes beneficios de una Estrategia de Contenidos?

Cómo hacer una Estrategia de Contenidos

Veamos cómo se ve el proceso. Son tres los aspectos a contemplar en una Estrategia de Contenidos:

  • Investigación: dónde estamos hoy
  • Objetivos y estrategia: dónde queremos llegar
  • Diseño y producción: cómo vamos a llegar
Dirección de contenidos - Proceso metodológico

Es un proceso metodológico normal, común, con una bonita analogía de viaje y unos colores un tanto llamativos. Simple y sencillo. Aquí no hay mayores complicaciones.

La gran mayoría de los proyectos digitales, necesitan de un proceso inicial de investigación para definir objetivos inteligentes, y permitirnos planear una estrategia lógica. Con una estrategia, podremos planear y definir mejor las tácticas.

La Estrategia de Contenidos, entonces, plantea un proceso metodológico básico:

  1. Investigar, para entender el contexto actual de nuestros contenidos
  2. Definir objetivos y estrategias, para darle un propósito claro a nuestro trabajo
  3. Diseñar y producir los contenidos, para alcanzar nuestro propósito

Y en esa última parte es cuando la magia de los contenidos sucede.

Qué contempla el diseño y producción de contenidos

La Estrategia de Contenidos, además de un proceso metodológico, también nos ofrece un marco o estructura para dirigir nuestros contenidos.

Veamos cómo se ve:

Estrategia de contenidos - Diseño y Producción de contenidos

En el centro de la estructura está la Estrategia de Contenidos que define cómo vamos a utilizar nuestros contenidos para alcanzar nuestros objetivos. A su vez, la estrategia define cómo el contenido será diseñado —aspectos de diseño editorial y diseño de experiencia— y cómo será producido —los equipos y flujos de trabajo que intervienen en el ciclo de vida del contenido.

Diseño de contenidos

En en área de diseño, la Estrategia de Contenidos define qué contenidos necesitamos y por qué, y nos ayuda a contemplar otros grandes aspectos como:

  • Qué decir
  • A quién decírselo
  • Cómo decirlo
  • Dónde decirlo
  • Cuándo decirlo

Para responder a ese listado, para diseñar los contenidos, entran en juego dos  importantes disciplinas: Diseño Editorial —definiendo factores como la audiencia, el mensaje, el estilo— y de Diseño de Experiencia —definiendo arquitectura, estructura, canales...

Producción de contenidos

A la hora de definir cómo vamos a ejecutar el ciclo de vida de nuestros contenidos —crearlos, mantenerlos y evaluarlos—, la estrategia también contempla la producción de contenidos, o sea, los aspectos relacionados al equipo y los procesos y flujos de trabajo.

Concluyendo

La Estrategia de Contenidos es una disciplina —normalmente llevada adelante por un Director de Contenidos— que sirve para definir qué contenidos tenemos que crear, por qué, para qué, cómo, dónde y cuándo, y nos ayuda a dirigir el proceso de producción de esos contenidos.

¿Entendido todo? ¡Perfecto! ¡Venga ese aplauso!


Si te quedaste con ganas de más, todo lo que necesitas saber sobre Estrategia de Contenidos, lo encuentras en mi libro “Dirección de Contenidos para proyectos digitales”. Si te interesa el diseño y producción de contenidos de calidad, nos vemos por ahí.

libro-direccion-contenidos-cta.jpg

Estrategia y Dirección de contenidos