Cómo planear un Producto (MVP)

diseño de producto mvp.png

Antes de comenzar a diseñar un producto, es importante responder una pregunta elemental: ¿Qué hay que hacer? Aquí unas ideas para comenzar.

Sí, parece obvio preguntarse lo que tenemos que hacer. Pero bueno, a decir verdad no es tan obvio. Muchos, muchísimos, la mayoría de los desarrollos suelen comenzar sin haber pasado por una etapa de planeación.

En el siguiente texto te pasaré un proceso que puedes seguir para planear el diseño un producto digital, entender qué que hay que diseñar y desarrollar, por qué, y especular tiempos y costos. Todo esto, mucho antes de abrir el Sketch o el Illustrator, o programar una línea de código.

planeación de mvp - pasos

“Qué hay que hacer” es una pregunta compleja de responder, y para hacerlo correctamente es ideal pasar por un proceso, tener un orden, aplicar una metodología que te ayude a entender en qué estarás trabajando.

Ese proceso comienza con un Kick Start (etapa de planeación), definiendo un aspecto clave: los Objetivos.

investigación y objetivos

Investiga y nivela los objetivos

No puedes comenzar a pensar nada, absolutamente nada serio, si antes no defines un objetivo. Ese objetivo es lo que va a inspirar y guiar el diseño del producto. ¿Cómo lo defines? Completando a la siguiente lista:

  • Objetivos de mercado
  • Objetivos de negocio
  • Objetivos de producto
  • Objetivos de usuario

Son al menos estos cuatro los factores que entran en juego a la hora de decidir qué hay que hacer. Tu trabajo y el de tu equipo, si tienes la suerte de tener uno, está en nivelar los objetivos y definir un Objetivo General.

Por supuesto para avanzar en este proceso es importante hacer una investigación previa. ¿Qué tan grande? No tanto. Lo importante es que tengas presente todos los factores que van a influir en tu producto.

Conocer el mercado, conocer tu posible usuario o cliente, conocer tu competencia son aspectos absolutamente necesarios para tomar decisiones lógicas, y comenzar a definir qué producto tienes que planear.

definir qué hay que hacer

Define qué tienes que hacer

Entiendo. Estás ansioso, ya quieres ver cómo va a ser tu producto, cómo va a funcionar, cómo se va a ver, qué va a decir. Pero espera. Todavía no te preocupes por esos temas.

Recuerda que entender y saber “qué hay que hacer”, es la clave de la planeación de un producto exitoso, que funcione y cumpla con sus objetivos.

En esta etapa tienes que profundizar entonces sobre dos aspectos: tu Usuario Objetivo y las Características de tu Producto.

¿Por qué? Pues porque si diseñas algo, lo diseñas para alguien. Ya lo habrás escuchado antes: Diseño Centrado en el Usuario.

Usuario Objetivo:

Hay un mundo inmenso dentro de esta técnica orientada a definir la persona que estará utilizando tu producto.

Tranquilo. En esta etapa de planeación no es necesario profundizar tanto en esta herramienta. Lo importante es, al menos, tener una muy buena idea sobre quién es el usuario al que está orientado tu producto. Quién va a usarlo, cuándo, cómo, por qué.

Características de tu Producto:

Luego preocúpate por cuáles serán las características que tendrá tu producto para satisfacer las necesidades de ese Usuario. Y ya sabes:

  • no dejes afuera las necesidades del negocio
  • no dejes de contemplar el mercado
  • no te olvides de la competencia

¿Y cómo lo haces? Una simple lista de funcionalidades es suficiente. Puedes apoyarte también con un acercamiento a un “mapa de sitio” o un “flujo de usuario”. Algo bien básico para visualizar la cantidad de “pantallas” y dimensionar mejor el alcance del producto.

El truco aquí es priorizar las características o funcionalidades que tu producto necesita para cumplir con su objetivo principal. Divide la lista que creaste en cuatro grandes grupos (MoSCoW):

  • 1- Tiene que tener: son las funcionalidades mínimas obligatorias para que tu producto cumpla el objetivo principal
  • 2- Debería tener: son requerimientos importantes que debería tener tu producto, de alta necesidad pero prescindibles
  • 3- Podría tener: características deseables, pero que se sumarían sólo en caso de que haya tiempo y presupuesto
  • 4- No debería tener: son las funcionalidades descartadas, que en un futuro podrán integrarse pero de momento no son necesarias

Esta priorización de características te ayudará a descubrir cuál es el corazón de tu producto, y por supuesto a priorizar el diseño y desarrollo.

tareas de diseño y desarrollo

Identifica las tareas de diseño y desarrollo

En estas etapas que siguen todo se siente más “tangible” y ya puedes visualizar el diseño de la experiencia (Diseño UX) y el diseño de la interfaz (Diseño UI).

Además, ahora que sabes qué tienes que hacer, estarás listo para estimar cuánto va a costar. Buen dato, ¿no? Aquí te paso una forma de conseguirlo.

Para calcular el costo estimado de tu producto, debes detallar todas las tareas a realizar. ¿Cómo? Escribiendo las “historias de usuarios” (user stories).

¿A qué me refiero con escribir las historias de usuario? El trabajo de listar las user stories se basa en describir todas las funcionalidades que va a tener nuestro producto, desde la perspectiva del usuario.

Los user stories explican quién es el usuario, qué quiere hacer y para qué quiere hacerlo. Se ve más o menos así.

1- Como “usuario no autenticado”, quiero “registrarme en la aplicación”, para “crear una cuenta”.
2- Como “usuario autenticado”, quiero “loguearme a la aplicación”, para “acceder a mi cuenta”
3- Como “usuario autenticado”, quiero “recuperar mi contraseña”, para “crear una nueva contraseña y acceder a mi cuenta”

Y así sucesivamente hasta cubrir todos los aspectos y funcionalidades del producto.

Incluso puedes, teniendo todas las historias escritas, ordenarlas según prioridad de diseño y desarrollo, y con un mínimo esfuerzo más tendrás un calendario de ejecución listo para ser ejecutado.

costo de diseño y costo de desarrollo

Calcula cuánto cuesta eso que “hay que hacer”

¿Cuánto va a tardar? ¿Cuánto dinero va a costar? Preguntas importantes, ¿no? Bueno, por algo estás haciendo este proceso de planeación: para entender qué hay que hacer y para entender cuánto va a costar.

El proceso de planeación del diseño es una gran herramienta para calcular un presupuesto estimativo con un buen grado de precisión.

Felizmente, lo más importante ya está hecho: saber cuál es el alcance del producto que quieres ejecutar. Pero hay otras variables que entran en juego en el diseño y desarrollo de un producto digital. Listemos las más básicas:

  • tiempo de diseño
  • tiempo de desarrollo
  • tamaño del equipo
  • costo del equipo
  • costo de las herramientas

¿Cómo integramos todas estas variables a nuestra estimación?

Empecemos con lo más simple. ¿Recuerdas todas esas historias de usuario que escribiste? ¡Perfecto! Ahora siéntante con tu equipo y comiencen juntos a estimar cuánto tiempo van a tardar en diseñar y desarrollar cada una de esas historias.

Recuerda: mientras más desmenuzados estén las historias de usuario, más simple será entender y estimar el tiempo que van a tener que dedicarle.

Y finalmente lo obvio. Sumas las horas acumuladas en cada historia, asignas un costo por hora y voilà, tu presupuesto estimativo está listo.

Bueno, puede que no sea tan mágico como suena. Puede que nos hayamos salteado algunos pasos. Lo cierto es que hay que dedicarle un buen trabajo para entender los principales detalles:

  • El tiempo de diseño y desarrollo total del producto, va a depender de la cantidad de horas que tu equipo tenga disponible para dedicarle
  • El costo de ese tiempo, va a depender de las habilidades de tu equipo
  • Las herramientas y tecnologías de diseño y desarrollo, también van a influir en la especulación del costo

Tienes que entender, de todas formas, que los factores no especulados, los errores impredecibles y las diversas tomas de decisiones durante el proyecto, van a alterar el diseño y desarrollo de tu producto, modificando finalmente los resultados esperados, por lo que siempre es buena idea manejar un “alcance variable del producto”.

¿Qué es un alcance variable de producto? Es cuando trabajas con un equipo fijo, y un tiempo fijo por ese equipo (por lo tanto el costo también es fijo), manteniendo el diseño y desarrollo de tu producto con un alcance variable . O sea, que la cantidad de historias a trabajar puede variar. Es una muy buena técnica ágil para presupuestar y avanzar con un contrato de trabajo.

diseño y desarrollo del mvp

Avanza con el diseño y desarrollo

Ya sabes, si sigues todas las etapas de planeación del diseño y desarrollo de tu producto digital, seguramente tendrás un acercamiento preciso de cuál va a ser tu producto, y cuánto te va a costar en tiempo y dinero.

Repasemos:

  • Investigar, investigar e investigar
  • Definir y nivelar los objetivos
  • Definir los usuarios
  • Definir las funcionalidades de tu producto
  • Escribir las historias de usuario
  • Estimar tiempos de diseño y desarrollo de cada historia
  • Calcular costos dependiendo de tu equipo de trabajo

¿Interesante?

El objetivo de este artículo es bajar mis experiencias, traer algo de luz e informar prácticas y herramientas básicas que sean relevantes para nuestros proyectos. En síntesis, seguir construyendo.

Si necesitas ayuda con este tema, puedes ver más sobre mis servicios sobre Planeación de MVP.

Mientras tanto, dime qué te parece este artículo. Las preguntas y los aportes se agradecen.